El sabor del té verde es suave y delicado pero posee un cuerpo inconfundible. Es verdaderamente la escencia de la planta. Al detenerse la fermentación, se conservan intactos los componentes vitamínicos, antioxidantes y medicinales existentes en las hojas. Si se deja demasiado tiempo o si el agua esta demasiado caliente, puede resultar amargo.

Tiempo infusión: 2 - 3min. temperatura del agua 75º y 80º.